MUSICURIOSIDADES

Tras su último disco, los componentes del grupo se dieron un tiempo para sí mismos. Por su parte Quimi, publicó bajo Chrysalis y Perro Records otro álbum en solitario: Hoquei sobre pedres en 1997, esta vez más trabajado y de mayor calidad que su otra aventura y de nuevo en catalán. Por su parte Manolo estaba trabajando en composiciones personales al margen del grupo.

Se especulaba mucho sobre el futuro de la banda y el 13 de enero de 1998 el grupo anunciaba su disolución,3​ alegando que ya habían dado todo lo que podían juntos y que ahora les apetecía probar suerte en solitario siguiendo cada uno su propio camino. Esta respuesta no convenció a muchos, que especularon con una posible pelea de los integrantes, sin embargo, posteriores colaboraciones demostraron que la relación entre ambos es cordial. También se especuló con que la separación del grupo fuese debida al nacimiento de la hija de Quimi, y la atención que ésta requeriría sería incompatible con las enormes giras, asunto en el que Manolo no estaba dispuesto a ceder; tema al cual han respondido con negativas pero sin desmentirlo del todo.

Actualmente los componentes del grupo siguen trabajando en solitario, aunque comparten el sello discográfico.

En una entrevista concedida en marzo de 2014, Manolo García afirmó que el grupo se disolvió porque Quimi Portet “empezaba a estar incómodo con el tema lingüístico”, ya que siempre sus canciones fueron en castellano. García añadía en esa misma entrevista: “Yo puedo hablar catalán, pero no tengo esa sensación de patria, igual que tampoco la tengo de patria española”.​

INSURRECCION

Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité?
Nadie es mejor que nadie pero tu creíste vencer.
Si lloré ante tu puerta de nada sirvió.
Barras de bar, vertederos de amor…

Os enseñé mi trocito peor.
Retales de mi vida,
fotos a contraluz
Me siento hoy como un halcón
herido por las flechas de la incertidumbre.

Me corto el pelo una y otra vez.
Me quiero defender.
Dame mi alma y déjame en paz.
Quiero intentar no volver a caer.
Pequeñas tretas para continuar en la brecha.
Me siento hoy como un halcón
llamado a las filas de la insurrección