Con cojines pintados a mano, cada uno con un instrumento. Los niños se hacen con “su cojín” y les hace sentirse más seguros en clase. Aula equipada con todos los elementos necesarios.