MUSICURIOSIDADES

Joaquín Ramón Martínez Sabina nació en Úbeda, en la provincia de Jaén, en 1949 y es un conocido cantante, compositor y poeta español. Famoso por su voz ronca y letras profundamente poéticas, en las que recoge lo más actual del español de la calle, es uno de los cantautores españoles más famosos.

Joaquín Sabina, como se le conoce artísticamente, ha inspirado y seducido a millones de personas con sus más de 20 álbumes y una docena larga de libros de poesía que tiene en su haber. Durante su larga e impresionante carrera ha colaborado con artistas como Ana Belén, Miguel Ríos, Fito Páez, Javier Krahe, Alberto Pérez, el grupo Viceversa y Joan Manuel Serrat.

Sabina desapareció de la escena musical durante cuatro años después de haber sufrido un derrame cerebral en 2001. El poeta se recuperó de las tensiones físicas, pero tuvo problemas para salir de una profunda depresión. Durante este periodo publicó Dímelo en la calle (2002) y un par de recopilatorios. En 2005, tras sacar al mercado un audiolibro hizo volvió a la carga con Alivio de Luto. Pasarían cuatro años más antes de que el siguiente y esperado álbum de Sabina, Vinagre y Rosas fuese publicado en 2009, disco que tendría a Joaquín Sabina de girahasta noviembre de 2010. En 2007 había realizado una gira con Joan Manuel Serrat, de la que nació el disco y DVD Dos pájaros de un tiro, consiguiendo un éxito sin precedentes en Latinoamérica. 2012 fue el momento de la aparición del disco, en colaboración con el nanoLa orquesta del Titanic. Este mismo año realizan, siempre juntos, Sabina y Serrat, un concierto En el Luna Park, de Buenos Aires, de donde nación un nuevo disco grabado en directo. En 2014 publicó Esencial, su último recopilatorio hasta ahora.

Joaquín Sabina nació en Andalucía, hijo de un inspector de policía y una ama de casa. A la edad de 14 años comenzó a escribir poesía y formó una banda con sus amigos llamada Merry Youngs. Cuando Sabina terminó la escuela secundaria, su padre trató de premiarlo regalándole un reloj de pulsera, pero el joven músico hubiese preferido una guitarra.

Al principio Joaquín Sabina disfrutó con la lectura de poemas de Fray Luis de León, Jorge Manrique, José Hierro, Marcel Proust, James Joyce, Herbert Marcuse y más tarde César Vallejo y Pablo Neruda. Se matriculó en la Universidad de Granada en 1968 para estudiar Filología Románica.

En 1970 los ideales de izquierda llevarían a Sabina a colaborar con la revista Poesía 70 y, finalmente, a lanzar un cóctel molotov en protesta contra un edificio del gobierno. Estas acciones captaron la atención del gobierno de Francisco Franco, que emitió una orden de arresto contra Joaquín Sabina. El cantante no podía abandonar el país inmediatamente por falta de pasaporte, pero finalmente se escapó cuando un extranjero le prestó el suyo. Joaquín utilizó el documento para escapar a París y, finalmente, a Londres.

En Londres, Sabina colaboró con el Club Antonio Machado, un centro para emigrantes y refugiados políticos. Comenzó a escribir sus primeras canciones, colaboró con un polémico grupo de teatro y organizó también proyecciones de Luis Buñuel, cuyas películas eran ilegales en aquel momento en España. Sabina se ganaba la vida cantando en el metro y en los clubes y restaurantes, donde un día tendría un encuentro con el ex Beatle George Harrison. En 1976, Joaquín Sabina, aún en el exilio, publicó su primer libro y empezó a actuar en conciertos organizados por españoles en Inglaterra.

Joaquín Sabina regresó a España en 1977, después de la muerte de Franco. En 1978 lanzó su primer álbum (el primero de muchos) titulado Inventario, que pasó casi desapercibido. Con su siguiente álbum, Malas Compañías, Sabina obtuvo un número uno y un amplio reconocimiento que lanzaría su larga carrera.

JOAQUIN SABINA – NOS SOBRAN LOS MOTIVOS

Este adiós no maquilla un hasta luego
Este nunca no esconde un ojala
Estas cenizas no juegan con fuego
Este ciego no mira para atrás
Este notario firma lo que escribo
Esta letra no la protestaré
Ahórrate el acuse de recibo
Estas vísperas son las de después
A este ruido tan huérfano de padre
No voy a permitirle que taladre
Un corazón podrido de latir
Este pez ya no muere por tu boca
Este loco se va con otra loca
Estos ojos no lloran más por ti
Esta sala de espera sin esperanza
Estas pilas de un timbre que se secó
Este helado de fresa de la venganza
Esta empresa de mudanza
Con los muebles del amor
Esta campana mora en el campanario
Esta mitad partida por la mitad
Estos besos de judas, este calvario
Este look de presidiario
Esta cura de humildad
Este cambio de acera de tus caderas
Estas ganas de nada menos de tí
Este arrabal sin grillos en primavera
Ni espaldas con cremalleras
Ni anillos de presumir
Esta casita de muñecas de alterne
Este racimo de pétalos de sal
Este huracán sin ojos que lo gobiernen
Este jueves, este viernes
Y el miércoles que vendrá
No abuses de mi inspiración
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo
Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que estos son
Los últimos versos que te escribo
Para decir “con Dios” a los dos
Nos sobran los motivos
Este múseo de arcangeles disecados
Este perro andaluz sin domesticar
Este trono de príncipe destronado
Esta espina de pescado
Esta ruina de don juan
Esta lágrima de hombre de las cavernas
Esta horma de zapato de barba azul
Que poco rato dura la vida eterna
Por el túnel de tus piernas
Entre córdoba y maipú
Esta guitarra cínica y dolorida
Con su terco knock, knockin’on heaven’s door
Estos labios que saben a despedida
A vinagre en las heridas
A pañuelo de estación
Este ladrón aparcado en tu toga
La rueca de penélope en luna park
Estos dedos que sueñan que te desnudan
Esta caracola viuda
Sin la pianola del mar
No abuses de mi inspiración
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo
Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que éstos son
Los últimos versos que te escribo
No abuses de mi inspiración
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo
Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que éstos son
Los últimos versos que te escribo
Para decir “con dios” a los dos
Nos sobran los motivos