that's all right mamma

LETRA DE LA CANCIÓN...

Well, that's all right now mama
That's all right with you
That's all right now mama, just anyway you do
That's all right, that's all right
That's all right now mama, anyway you do

My mama, she done told me, papa done told me too
"Son, that gal you're foolin' with
She ain't no good for you"
But that's all right now, that's all right
That's all right now mama, anyway you do

I'm leaving town, baby
I'm leaving town for sure
Well, then you won't be bothered with me hanging 'round your door
Well, that's all right, that's all right
That's all right now mama, anyway you do

That's all right, that's all right
That's all right now mama, anyway you do
Well, that's all right now mama, anyway you do

PDF Letra con ACORDES GRATIS

PDF Letra con ACORDES GRATIS

ALGUNAS COSAS SOBRE ELVIS

Cuando comenzó a ganar dinero, su única pretensión era comprar una casa para sus padres. Y eso es lo que hizo en 1957, cuando adquirió la casa más famosa del mundo: Graceland. Con 18 habitaciones y un espectacular jardín, el cantante buscaba sobre todo que su madre se sintiera cómoda y feliz, por lo que mandó construir un gallinero donde Gladys daba de comer a sus animales. La mansión, decorada por George Golden, es un batiburrillo de estilos recargados, que van desde la psicodelia de la "habitación de la televisión" al aspecto selvático de la "estancia salvaje".

La casa siempre ha producido una atracción irrefrenable sobre sus fans, y cuando todavía Elvis vivía en ella ya peregrinaban hasta sus puertas. Es el caso de Bruce Springsteen que trató de saltar la valla de la mansión en 1976 -aunque fue detenido- o Jerry Lee Lewis, que pistola en mano, se plantó en la puerta de Graceland en noviembre de 1976, afirmando que quería matar al Rey. Aunque era su hogar principal, Elvis tenía otras casas, como la de Bel Air, donde sus invitados más celebres fueron los Beatles, que acudieron a la casa en 1965. Cuando los de Liverpool entraron en ella, se encontraron con Elvis tirado en un sofá, tocando el bajo y contemplando la televisión sin sonido. "Sé que Paul, Ringo y George estaban tan nerviosos como yo", recordaría después John Lennon. "Éste era el chico al que habíamos mitificado durante años. (...) Sin embargo, Elvis hizo lo posible para que nos sintiéramos como en casa". Todos se relajaron con una sesión conjunta entre los Fab four y el de Tupelo.